Cómo decir NO, resistirse a la tentación

April 26, 2018
31292791_2082261642044275_5777371819307007923_n

Hola mis amores, debo confesar que yo soy una de esas personas, una de las que no sabe decir NO y siempre queda mal con todo mundo. Desde que tengo uso de razón, cuando era niña siempre quería estar en todos lados, ayudar a mis amigos y familia y caerle bien bien a todo el mundo.

Esta característica me ha ayudado a abrir muchas puertas, muchas personas y amistades me han calificado como entregada, noble y siempre comprometida con la comunidad. En mi trabajo en medios por los últimos 10 años siempre he tratado de ser parte y hasta he llegado a crear campañas ya sea para concientizar sobre el cancer de seno, ayudar a víctimas de violencia doméstica, promover la importancia de la educación, etc.

Pero también quiero contarles el lado negativo de mi obsesión por estar en todos lados y decir SI a todo. He perdido amistades, me atrevo a abrir mi corazón y contarles historias personales en mi blog, por ello les confieso que hace un par de años, una amiga a la que llegue a considerar como mi hermana, de un día a otro desapareció de mi vida. Lo único que supe, y no por ella si no por un amigo en común fue que “yo siempre estaba ocupada, no tenía tiempo para ella así como ella siempre lo hacía para mí”. También en mi hogar, mi madre hermosa siempre me lo ha dicho, “no puedes estar ayudando a todo el mundo, tratando de hacer felices a los demás, si en tu propia casa tu hijo te extraña y necesita”… les juro, esto me ha traído muchas noches llorando en mi cama cuando mi hijo hermoso está dormido. Porque llego tarde, por estar en eventos haciendo sonreír y felices a personas, mientras mi nene hermoso solo sabe que para el no soy “ANA CRUZ RADIO” para el soy, su mami hermosa, y que no estoy en casa.

Ahora, si hablamos del amor, también por muchos años “No tuve tiempo” no le di prioridad porque egoístamente pensé que el hombre que quisiera estar conmigo tendría que aceptarme con mi carrera y todas las limitaciones de tiempo que esta trae consigo. Ocho años estuve soltera, estoy segura que varios hombres extraordinarios que estuvieron cerca de mi tuvieron toda la intención del mundo de hacerme feliz a mi y a mi hijo, pero yo, no supe decir NO a todos los otros compromisos para poder dedicar tiempo a mi persona.

Ahora, al leer este artículo, puedo ver que hace sentido con todos los cambios personales que he hecho por los últimos 2 años. Aún sigo diciendo que SI a muchas cuestiones laborales (lo confieso, soy adicta al trabajo… y prometo hacer un artículo sobre esto pronto), pero también mucha gente se ha ido de mi vida, porque finalmente comience a decir NO, y obviamente me di cuenta de que no eran realmente mis amigos. Pero ese tiempo que he logrado ganar, lo dedico ahora más a mi hermoso hijo que es mi vida entera, a mi novio, a mi familia y a mi misma.

Les juro, es una enfermedad que si no la detenemos a tiempo, puede mandarnos al hospital de tanto estrés, de shocks emocionales e inclusive, sumirnos en ansiedad y depresión, sin mencionar todos los efectos terribles que causa a nuestra salud. Así que encontré este artículo que me pareció buenísimo y quise compartir con ustedes sobre Cómo decir NO.

Un simple cambio de palabra puede ser la diferencia para evitar todos esos compromisos que no te dejan nada bueno. El decir “No” en lugar de “No puedo” ¡Así de simple!

Nuestras palabras transmiten seguridad, control y poder. Pero más importante, estas palabras se convierten a largo plazo en un hábito. Hoy te puede parecer grosero el decir NO, pero si lo dices de una manera respetuosa y constante, las personas no tienen porque pedir explicaciones más allá de tu respuesta inmediata. Si lo hacen, es porque se están portando de manera egoísta buscando simplemente su satisfacción o propósito.

Por ejemplo, cada vez que dices “No puedo” estas creando un mensaje constante en tu cerebro que te da el mensaje de limitaciones, de que no eres capaz y lo peor es que te sientes culpable, por lo que en la mayoría de ocasiones terminas diciendo que SI si la otra parte continua insistiendo. Esta terminología subconscientemente tiene el mensaje de que te estas forzado tu mismo a hacer algo que no quieres.

En cambio, cuando dices “NO”, estas creando ese mensaje en tu cerebro que denota control y poder sobre dicha situación. Es un hábito que te ayudará ser más selectivo de las cosas y compromisos que realmente importan en tu vida.

Ahora, tu día tiene solo 24 horas, de las cuales debes dormir mínimo 8, si tienes un trabajo convencional estarás en el trabajo otras 8 como mínimo. Te quedan 8 horas las cuáles debes dividir en los tareas vitales como comer, meditar, (ir al baño – perdón por ser tan gráfica pero es necesario) y por supuesto tu familia, ya sea que tengas hijos, espos@ o simplemente quieres pasar tiempo con tus amigos. Pero también toma en cuenta mínimo 1 hora al día dedicarla para ti, para reflexión y meditación, para consentirte a ti mism@ y para desconectarte de todas tus preocupaciones.

Ahora si hacemos las matemáticas, te das cuenta de que las otras actividades extras deberían considerarse solo para una hora tal vez cada tercer día. Así que la próxima vez que quieras comprometerte de más con actividades que no son esenciales para tu bienestar físico y emocional, piénsalo dos veces antes de decir SI, pero más importante, no te de miedo decir NO porque tu familia y salud son más importantes que cualquier compromiso.

Estudios han demostrado los efectos de este simple cambio de palabras y es muy interesante así que da clic en el siguiente enlace para saber más sobre estas investigaciones.

Lee este artículo completo AQUÍ.

Bueno mis amores, espero este artículo los haya hecho reflexionar un poquito. Si les gustó compartan con sus amigos y familiares. ¡Hasta la próxima!

Be Sociable, Share!

Leave a Reply