Women

Prueba de embarazo casera

Hola mis amores, como les prometí, estaré escribiendo updates de nuestro bebe que viene en camino. Me gustaría que nos acompañaran en esta odisea, me den consejos, palabras de aliento, compartan sus experiencias conmigo, y sobre todo, compartir nuestra alegría con todos ustedes.

Comencemos por el principio. Como muchos de ustedes escucharon en el tercer episodio de mi podcast, y tal vez lo leyeron en mis redes sociales, en Julio pasado tuvimos la desgarradora experiencia de perder a un embarazo a las 7 semanas de gestación.

Prometo escribir un artículo enfocado en ese capítulo, pero por ahora nos enfocaremos en los días después de ese parteaguas.

La conversación incómoda – 2017

Mi esposo y yo, ambos tenemos 38 años de edad, llevamos 3 años juntos y desde que comenzamos a salir ya en una relación formal, él me preguntó fijamente a los ojos “¿Está en tus planes el ser mamá nuevamente?”… ya que yo era divorciada y tenía ya un hijo de 8 años en ese momento.

Honestamente, por muchos años pensé que ya no tendría hijos, y que me dedicaría a mi único hijo Caleb, a mi carrera y a mí misma. Pero definitivamente soñaba con encontrar un hombre bueno, que completara nuestra pequeña familia, y que sí en efecto, era un buen hombre, tener un bebe más. Por otro lado, mi ahora esposo, me confesó que para el era muy importante convertirse en papá de sangre, y tener aunque fuera un hijo más.

Desde ese entonces acordamos que en nuestro plan de matrimonio estaría el tener un bebe más. Y Dios nos fue mostrando el camino.

Regresando a el año 2020

A pesar de que nuestros corazones estaban rotos y mi cuerpo sin energías después de la pérdida de nuestro embarazo, decidimos seguir intentando. Mi ginecólogo nos dijo que me diera mi tiempo más que nada para sanarme emocionalmente, pero que en cuanto yo estuviera lista lo intentaremos de nuevo. Además me dijo que mi cuerpo ya estaba listo, y que tuviera fe en que en esta ocasión sería diferente. Así que sin pensarlo más, decidimos intentar quedar embarazada nuevamente. Les repito, ambos tenemos 38 años de edad, y el reloj biológico de nuestro destino juega en nuestra contra, así que yo sabía que no tenía mucho tiempo para esperar.

A finales de agosto del 2020, ya sentía mi cuerpo diferente, es como que uno de mujer sabe, cuando ya hay vida dentro de su vientre. No se cómo explicarlo, pero es una sensación que solo podría describirla como ‘milagrosa’.

Esperé unas cuantas semanas para poder decirle a mi esposo que sentía que estaba embarazada, no quería emocionarlo. Finalmente el 17 de Septiembre, durante un break del trabajo, hicimos la prueba casera. Y ¡Aleluya! Dio positivo.

Mi esposo y yo nos abrazamos, se rodaron algunas lagrimas de nuestros ojos, pero aún no sabíamos si celebrar o esperar a nuevamente pasar por el proceso de las 7 semanas, más el primer ultrasonido, o tal vez los primeros 3 meses para asegurarnos que todo estaba bien. Y así lo hicimos. Dimos gracias a Dios y esperamos a nuestra primera cita de monograma antes de compartir la noticia incluso con nuestro hijo Caleb y nuestros padres.

En el próximo artículo les contaré sobre esa espera de 2 semanas, nuestro primer monograma y mis síntomas ya que terminé nuevamente en la clínica de emergencia.

Mil gracias por leernos y por su amor y mensajes. Recuerden que pueden escribirme sus comentarios, que por cierto, me encanta leer. ¡Hasta muy pronto!

Be Sociable, Share!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *